Para reservar tu lugar en los cursos tenés que registrarte.
¿Todavía no tenés cuenta? Hacé click aquí

Contamos con el apoyo de:

Mujeres en círculo. Transitando los arquetipos: Arquetipo de Hera, la diosa del matrimonio.

< volver
Sábado 07 de octubre, 15 a 20 hs.

Cuando el arquetipo de Hera es una fuerza poderosa en la psique de una mujer, su bienestar psicológico e incluso su destino  dependen de su matrimonio y del carácter de su pareja.

Docente: Luna Rivas
Frecuencia: Mensual
Durante mucho tiempo las mujeres fueron expulsadas del camino espiritual del mundo occidental. El oficio de sacerdotisa de la luna representa a la diosa en su facultad revitalizadora.
Hallar el Grial es una empresa sagrada, simboliza el encuentro con nuestra propia luz, esa luz que ilumina nuestra conciencia la que nos redime  del ciclo eterno  de nacimiento, vida y muerte y nos transporta a la luz eterna. El misterio del recipiente es el misterio de la diosa. Ella encarna el principio de la vida eterna, su poder es de tipo regenerador, ella es la que rompe el encantamiento de la rueda cíclica a la que todos los humanos estamos atados. 
Ella se muestra siendo ligera y hermosa en un lado de su cara, y negra y fea en el otro. Esto, señala una perspectiva más antigua de esta diosa pagana, donde no sólo es la Diosa de la estación cálida sino la Diosa de todo el año (en otras palabras, la Diosa de la Tierra). En una estación, ella muestra su cara caliente sonriente, y en la otra estación, muestra su cara fría alejada.
Es una diosa guerrera que ha conseguido un equilibrio perfecto entre la feminidad y el poder firme. Su nombre significa "la brillante", "la flecha brillante", o "la poderosa". 

Brigit es la diosa celta de la inspiración,  conjuga en sí diversos poderes, provenientes de la inspiración, del arte de la sanación y de la adivinación.
Hija de la Mañana, que sostenía el amanecer en una mano como una pequeña llama amarilla y en la otra sostenida La flor roja del fuego sin la cual los hombres serían como las bestias que viven en cuevas y agujeros ....
Es una divinidad que nos habla de la primera luz de la primavera, del deshielo y de cómo la vida se abre camino a través del duro invierno; trae esperanza a través de la desesperación, deshiela los sentimientos y las ideas nuevas y nos enseña que la luz puede surgir incluso en la mas negra oscuridad. Su camino devocional es difícil porque no es “todo luz”, ella tiene cáscaras, enseña sus lecciones mediante envoltorios, experiencias duras que encierran un mensaje mas profundo y a veces son difíciles de entender. Como la poesía, ella puede encerrar en palabras amargas el mas dulce de los mensajes.
Diosa del Sol, la luz, el amanecer y Diosa del pozo y de las Aguas, equilibrio entre lo femenino y masculino, quizá por eso es la Diosa del bien y de la paz

¿Qué hay de la fuerza y la compasión de Brigit en nosotras? Cuando estamos atravesando un desafío fuerte en nuestra vida quizá lleguemos a conocer aspectos que permanecían dormidos. Quizá un dolor muy profundo nos permita abrir el corazón y escuchar los mensajes mas sutiles…

Cuando el arquetipo de Hera es una fuerza poderosa en la psique de una mujer, su bienestar psicológico e incluso su destino  dependen de su matrimonio y del carácter de su pareja.

Hera, como diosa del matrimonio fue reverenciada, honrada y humillada. Ella, más que ninguna otra diosa, posee atributos marcadamente positivos y negativos. Fuerza  intensamente poderosa de alegría y dolor en la personalidad de una mujer. Este arquetipo proporciona la capacidad de vincularse, de ser leal y fiel, de soportar y de atravesar dificultades con una pareja.

Este arquetipo posee la fuerza interior del instinto que impele a una mujer a formar pareja y hace que le resulte muy difícil quedarse soltera. Dado que el matrimonio es su fuente de identidad y bienestar, la mujer Hera se siente profundamente trastornada si su marido no le es fiel y no valora el matrimonio tanto como ella. A una mujer Hera traicionada pueden dominarla los celos y obsesionarla la rabia y la amargura. Cuando sucumbe al poder negativo del arquetipo decimos que sufre un complejo de hera. Las mujeres que lo padecen  piensan obsesivamente en sus contrincantes y desean venganza. Atenazadas por la cólera, sienten más la humillación que el dolor y se muestran ciegas al papel destructivo que esa obsesión ejerce sobre su alma. No les resulta fácil adoptar una tesitura  instrospectiva y, sin embargo, eso es precisamente lo que más necesitan.

Este arquetipo es la fuerza de los vínculos afectivos, “para lo bueno” y “para lo malo” Una relación duradera puede ser un proceso de maduración personal, una fuente de significado  espiritual y de apoyo emocional. Es, asimismo, un logro que da pleno sentido al arquetipo.

El arquetipo del matrimonio sagrado es el ideal por el que suspira Hera, la cual desea una unión física, emocional y espiritual que permita a ambos miembros de la pareja sentirla como sagrada y se expresa en un tercer nivel místico, como en un esfuerzo de conseguir la totalidad.

El arquetipo de Hera predispone a las mujeres a identificarse como miembro de una pareja, y eso se aplica al trabajo creativo o los proyectos, no solo al matrimonio. Trabaja mejor en pareja. La cuestión para ella consiste en que siente una necesidad arquetípica de formar parte de una pareja en lugar de ser una persona autosuficiente

Este arquetipo puede ser muy limitador e incluso destructivo si no es adecuadamente transitado. Dado que la mayoría de las veces toda esa información no es consciente para la mujer identificada con el arquetipo, vive las cualidades-limitaciones sin tener una consciencia clara de sus efectos y consecuencias.

Los celos, en muchas ocasiones infuzndados, constituyen una de las emociones más perturbadoras y dañinas para una mujer Hera. En algunos casos se convierten en la principal causa de angustia y malestar cotidiano dentro de la relación de pareja, pudiendo llegar a destruirla por completo y a dañar profundamente ambas partes.

Reconocer la influencia de Hera y entender sus susceptibilidades es el primer paso para trascenderla.. Volverse consciente de su patrón de comportamiento y darse cuenta que ha descuidado  otras facetas de sí misma es el comienzo para enriquecer la propia vida y la de su pareja.

La posibilidad de completar un círculo y empezar de nuevo es intrínseca a la mitología de Hera

Cuando el arquetipo de Hera es una fuerza poderosa en la psique de una mujer, su bienestar psicológico e incluso su destino  dependen de su matrimonio y del carácter de su pareja.

Hera, como diosa del matrimonio fue reverenciada, honrada y humillada. Ella, más que ninguna otra diosa, posee atributos marcadamente positivos y negativos. Fuerza  intensamente poderosa de alegría y dolor en la personalidad de una mujer. Este arquetipo proporciona la capacidad de vincularse, de ser leal y fiel, de soportar y de atravesar dificultades con una pareja.

Este arquetipo posee la fuerza interior del instinto que impele a una mujer a formar pareja y hace que le resulte muy difícil quedarse soltera. Dado que el matrimonio es su fuente de identidad y bienestar, la mujer Hera se siente profundamente trastornada si su marido no le es fiel y no valora el matrimonio tanto como ella. A una mujer Hera traicionada pueden dominarla los celos y obsesionarla la rabia y la amargura. Cuando sucumbe al poder negativo del arquetipo decimos que sufre un complejo de hera. Las mujeres que lo padecen  piensan obsesivamente en sus contrincantes y desean venganza. Atenazadas por la cólera, sienten más la humillación que el dolor y se muestran ciegas al papel destructivo que esa obsesión ejerce sobre su alma. No les resulta fácil adoptar una tesitura  instrospectiva y, sin embargo, eso es precisamente lo que más necesitan.

Este arquetipo es la fuerza de los vínculos afectivos, “para lo bueno” y “para lo malo” Una relación duradera puede ser un proceso de maduración personal, una fuente de significado  espiritual y de apoyo emocional. Es, asimismo, un logro que da pleno sentido al arquetipo.

El arquetipo del matrimonio sagrado es el ideal por el que suspira Hera, la cual desea una unión física, emocional y espiritual que permita a ambos miembros de la pareja sentirla como sagrada y se expresa en un tercer nivel místico, como en un esfuerzo de conseguir la totalidad.

El arquetipo de Hera predispone a las mujeres a identificarse como miembro de una pareja, y eso se aplica al trabajo creativo o los proyectos, no solo al matrimonio. Trabaja mejor en pareja. La cuestión para ella consiste en que siente una necesidad arquetípica de formar parte de una pareja en lugar de ser una persona autosuficiente

Este arquetipo puede ser muy limitador e incluso destructivo si no es adecuadamente transitado. Dado que la mayoría de las veces toda esa información no es consciente para la mujer identificada con el arquetipo, vive las cualidades-limitaciones sin tener una consciencia clara de sus efectos y consecuencias.

Los celos, en muchas ocasiones infundados, constituyen una de las emociones más perturbadoras y dañinas para una mujer Hera. En algunos casos se convierten en la principal causa de angustia y malestar cotidiano dentro de la relación de pareja, pudiendo llegar a destruirla por completo y a dañar profundamente ambas partes.

Reconocer la influencia de Hera y entender sus susceptibilidades es el primer paso para trascenderla.. Volverse consciente de su patrón de comportamiento y darse cuenta que ha descuidado  otras facetas de sí misma es el comienzo para enriquecer la propia vida y la de su pareja.

La posibilidad de completar un círculo y empezar de nuevo es intrínseca a la mitología de Hera